lunes, 23 de enero de 2012

NO rotundo al incremento del Trasvase de aguas contaminadas no tratadas del Lago de Valencia hacia el Embalse Pao-Cachicnhe como solución al crecimiento del lago

Salida Trasvase Lago de Valencia hacia el Pao-Cachinche
Ante el sostenido y descontrolado crecimiento del nivel del Lago de Valencia que afecta a miles de personas establecidas a las orillas del mismo, las 2 Comisiones Presidenciales de Alto Nivel creadas para el control de su nivel, tanto la comisión técnica coordinada por el Ministro del Poder Popular para Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, y la situacional, coordinada por el G/D Cliver Alcalá Cordones, han manifestado su intención de aumentar la capacidad de bombeo del sistema de trasvase de aguas contaminadas no tratadas del Lago de Valencia hacia el Embalse Pao-Cachinche como principal medida a ejecutar para controlar su crecimiento. Más recientemente, el Gobernador el Estado Aragua Rafael Isea en rueda de prensa del Domingo 22 de Enero de 2012, declaró que “ampliará la capacidad de las estaciones de bombeo que sacan agua del lago”.

El Movimiento por la Calidad del Agua denunció en rueda de prensa el 19 de Agosto de 2010 que el trasvase de las Aguas del Lago de Valencia sin ningún tipo de tratamiento previo constituye una grave fuente de contaminación de las aguas del Embalse Pao-Cachinche, que ha acelerado e intensificado dramáticamente su estado de contaminación, la cual se ha hecho evidente desde hace algunos años por el crecimiento de algas y plantas acuáticas (como la lemna Lemnasp. y la bora Eichhorniacrassipes) que son los síntomas visible de un Embalse Hipereutroficado.

En dicha rueda de prensa se presentaron evidencias de cómo esta contaminación causada por el Trasvase, que disminuye la calidad de las aguas del Embalse, a su vez dificultaba su proceso de potabilización, y por tanto repercutía sobre la calidad de las agua para consumo humano sumistrada por Hidrocentro a casi 3.000.000 millones de personas, mostrándose como los valores históricos de calidad del agua a la salida de la Planta  Potabilizadora  “Alejo Zuloaga” habían desmejorado drásticamente a partir de Septiembre de 2007, fecha en la que se activó el Trasvase con una capacidad 5.600 litros por segundo. Por ejemplo, la Conductivdad se incrementó 114% y la Turbiedad hasta un 365%, con respecto al valor promedio previo a la activación del Trasvase.

Desde esa fecha hasta la actualidad, varios parámetros que definen la calidad del agua potable han superando los límites máximos permitidos por la legislación venezolana, siendo particularmente grave la concentración de aluminio en el agua distribuida para consumo humano, que para mayo de 2008 alcanzó un cifra récord de 0,53 mg/L, lo que representó un concentración 662% mayor al valor promedio registrado previo al funcionamiento del Trasvase, y un 265% superior al máximo permitido en las Normas Sanitarias.

Esta denuncia de la profunda vinculación existente entre el trasvase de las aguas del Lago de Valencia con la contaminación del Embalse Pao-Cachinche, y a su vez, con la contaminación del agua sumistrada para consumo humano, fue presentada y sustentada por el Movimiento por la Calidad del Agua en Agosto 2010, y luego avalada por el Diputado de la Asamblea Nacional Fernando Vásquez, miembro de la Comisión Institucional conformada por el Ministerio del Ambiente, Hidrocentro, Insalud y el Concejo Legislativo del Estado Carabobo creada para estudiar la contaminación del agua, quien reconoció que los valores de Nitrógeno Total, Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO), Demanda Química de Oxígeno (DQO)  arrojados por los estudios realizados por la Comisión, mostraban que el embalse ya no podía ser clasificada como aguas Tipo 1B, sino como Tipo 1C, de acuerdo a la clasificación mencionada en el Decreto Min. Ambiente Nº 883, y por tanto dichas aguas no pueden ser potabilizadas por procesos de potabilización convencionales como los realizados en la planta Alejo Zuloaga.

Nos preocupa que la extensión y el impacto de este delito ambiental que ha venido cometiendo el Gobierno Nacional a través de Hidrocentro y el Ministerio del Ambiente, con el cual se ha colocado en riesgo la salud de la población abastecida, pueda no solo continuar indefinidamente sino además intensificarse según las declaraciones dadas por miembros de la Comisión Presidencial de Alto Nivel en las cuales señalan sus intenciones de incrementar la capacidad de trasvase de 5.600 litros de agua por segundo en la actualidad, hasta unos 18.000 litros de agua por segundo, incrementándose con ello todos los efectos negativos del mismo.

De tomarse esta decisión el Gobierno Nacional estaría condenando definitivamente a la muerte al Embalse Pao-Cachinche, debido al altísimo impacto contaminante que este tendría sobre sus aguas el triplicar la capacidad el Trasvase, siendo aún más preocupante el incremento de sus efectos en la contaminación de las aguas para consumo humano y sus efectos potenciales efectos negativos sobre la salud de aproximadamente 3.000.000 de personas en los estados Cojedes, Aragua y Carabobo.

Por esta razón el Movimiento Por la Calidad del Agua hace un nuevo llamada a toda la Sociedad Carabobeña para no permitir que se tome y ejecute esta irresponsable y gravísima decisión e instar al Gobierno Nacional a ejecutar las otras alternativas que se han presentado para darle salida a los excedentes del Lago, las cuales sin duda representan un menor daño al ecosistema, y sobre todo, a los venezolanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada